Ordenación del Territorio

La Sierra Minera y su entorno se extiende desde Cartagena hasta Cabo de Palos, abarcando el conjunto del municipio de La Unión y la parte este del municipio de Cartagena, incluyendo las diputaciones de Alumbres, El Algar, El Beal y Rincón de San Ginés. La ordenación y el desarrollo de este territorio depende de los Planes de Ordenación municipales de los dos ayuntamientos, La Unión y Cartagena, y de los normas de ámbito regional, como las vigentes Directrices y Plan de Ordenación del Litoral de la Región de Murcia.

Desde la Fundación Sierra Minera, en colaboración con las asociaciones de la zona, participamos en los procesos de elaboración de estos planes fundamentales aportando alegaciones y propuestas a las administraciones públicas responsables. En esta sección puedes ver los principales escritos y actividades realizadas en este ámbito.


Alegaciones de la Fundación Sierra Minera a la Revisión del PGMO de Cartagena

Tras la anulación del Tribunal Supremo del PGMO elaborado por el anterior gobierno municipal, el Pleno del Ayuntamiento actual en vez de iniciar con urgencia la elaboración de un nuevo Plan, aprobó someter a un nuevo trámite de información pública el mismo PGMO, a pesar de estar desfasado y de propiciar un modelo de crecimiento urbanístico insostenible. El Plan sigue manteniendo las mismas deficiencias del que fue aprobado por el anterior gobierno municipal, ignorando en el Este del municipio la importancia de su patrimonio minero, su declaración como BIC en la categoría de sitio histórico, y su inclusión en la lista indicativa para Patrimonio de la Humanidad, así como los proyectos de puesta en valor de este patrimonio que están en marcha. Y convierte en urbanizable residencial de mínima densidad la mayor parte del territorio de los conjuntos mineros, incluidos en lo que denomina como “suelos turísticos del Litoral Levante”, trasladando a la Sierra Minera el suelo urbanizable que se había eliminado en la ribera Sur del Mar Menor en la aprobación inicial de este Plan. Por ello, desde la Fundación Sierra Minera se han presentado alegaciones a esta Revisión del PGMO, reiterando y actualizando las alegaciones que en 2009 se presentaron frente a la aprobación inicial de este Plan, y que fueron rechazadas en sus contenidos esenciales por el anterior equipo de gobierno. En ellas se reclama un cambio profundo de la planificación del territorio que diseña el PGMO para la zona este del municipio, que debe recoger en sus objetivos la preservación del paisaje minero y el patrimonio cultural y ambiental de la Sierra Minera, como eje vertebrador de este territorio.

Documentos relacionados:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *